¿Cómo elegir el mejor abogado de inmigración y extranjería en España?

Características que debe tener un buen abogado especializado en procesos de extranjería e inmigración en España:

  • Especialización en el campo del derecho de extranjería: En este ámbito sobre todo, se requerirá de un abogado que específicamente, se haya profesionalizado en derecho y leyes de extranjería e inmigración en España. No es extraño encontrarse con que numerosos profesionales del derecho ejercen su labor en múltiples áreas sin disponer de los conocimientos adecuados. Es por ello que cuando se elige un abogado, este deberá formar parte de una organización avalada.
  •  Experiencia demostrable: Si va a contratar a un abogado para cualquier asunto de extranjería, infórmese primero;  quién es, qué hace, qué casos de extranjería a ayudado a resolver, y las opiniones en Internet sobre dicho abogado.
  • Confiabilidad siendo colegiado en un bufete: Al hilo de lo anterior, elegir un buen abogado especializado en materia de extranjería e inmigración, también requiere de una confiabilidad, que se obtiene cuando se está suscrito a un colegio de abogados y a un bufete con reputación labrada durante años, o incluso décadas de experiencia y casos resueltos satisfactoriamente.
  • Honorarios ajustados a la magnitud del caso: En lo que se refiere a los honorarios se debe tener en cuenta la gran importancia que tendrá todo lo referente a los precios que habitualmente se barajan a este respecto. Cuanta mayor sea la reputación del abogado especializado en extranjería, mejores serán sus resultados y por consiguiente sus honorarios.

Los mejores abogados de extranjería e inmigración en España

Un abogado con experiencia y conocimiento específico en el ámbito del Derecho de Extranjería, es la clave para conseguir con éxito su nacionalidad o permiso de residencia en España

¿Cómo conseguir el permiso de trabajo y residencia en España?

Si es extranjero y desea obtener un permiso de trabajo y residenciase en España. Puede conseguirlo solicitando un permiso de trabajo y residencia por cuenta ajena o por cuenta propia. A continuación le informamos detalladamente de todos los pasos a seguir, procedimientos y requisitos para conseguir el permiso de residencia y trabajo en España.

Tipos de permisos de trabajo y residencia

  • Permiso de trabajo por cuenta ajena
  • Permiso de trabajo por cuenta propia

Permiso de trabajo por cuenta ajena

Este tipo de autorizaciones le permitirán al extranjero tanto residir como trabajar en España.

¿Cuáles son los requisitos de trabajo por cuenta ajena?

  • Autorización de residencia y trabajo ordinaria.
  • Autorización para investigadores.
  • Autorización para trabajadores altamente cualificados.
  • Autorización para trabajadores de temporada.
  • Autorización para trabajadores transfronterizos.
  • Autorización para trabajadores transnacionales.

Sera el propio empresario para el que trabajare, quien solicitará dicho permiso administrativo. En cuanto al permiso de  trabajo y residencia, éste puede ser temporal o permanente, según cada caso, algo que está en relación con el permiso de trabajo citado anteriormente.

Permiso de trabajo por cuenta propia

Es una autorización de residencia temporal y trabajo a un extranjero no residente en España para la realización de una actividad lucrativa por cuenta propia.

¿Cuáles son los requisitos de trabajo por cuenta propia?

  • No ser ciudadano de un Estado de la Unión Europea, del Espacio Económico Europeo o de Suiza, o familiar de ciudadanos de estos países a los que les sea de aplicación el régimen de ciudadano de la Unión.
  • No encontrase irregularmente en territorio español.
  • Carecer de antecedentes penales en España y en sus países anteriores de residencia por delitos existentes en el ordenamiento español.
  • No tener prohibida la entrada en España y no figurar como rechazable en el espacio territorial de países con los que España tenga firmado un convenio en tal sentido.
  • No encontrarse, en su caso, dentro del plazo de compromiso de no retorno a España que el extranjero haya asumido al retornar voluntariamente a su país de origen.
  • Cumplir los requisitos que la legislación vigente exige para la apertura y funcionamiento de la actividad proyectada.
  • Poseer la cualificación profesional exigible o experiencia acreditada, suficiente en el ejercicio de la actividad profesional, así como en su caso la colegiación cuando así se requiera.
  • Poder acreditar que la inversión prevista sea suficiente y la incidencia, en su caso, en la creación de empleo.
  • Poder acreditar que cuenta con recursos económicos suficientes para su manutención y alojamiento, una vez deducidos los necesarios para el mantenimiento de la actividad.

En cuanto al permiso de residencia y trabajo, para los trabajadores extranjeros por cuenta propia, para renovarlo hay que acreditar que su negocio o actividad esta en funcionamiento. Asimismo los permisos de residencia de larga duración deben renovarse con menor frecuencia, cada cinco años y para hacerlo hay un plazo de 60 días naturales.

Renovación de las autorizaciones de residencia y trabajo

Por regla general las autorizaciones de residencia y trabajo iniciales tienen una duración de un año. Luego, siempre que se cumplan con una serie de requisitos, se pueden renovar por dos años más. Esto se hará hasta obtener la residencia de larga duración.

¿Cómo conseguir el permiso por arraigo en España?

Supuestos de arraigo. Extranjeros que se encuentran en España en situación irregular (sin una autorización de estancia o residencia).

Con base en el encabezamiento del artículo 124 del Reglamento de Extranjería el arraigo puede ser social, laboral o familiar.

Tipos de residencia por arraigo en España

  • Arraigo laboral. Si ha permanecido en España al menos dos años y puede acreditar una relación laboral de duración no inferior a seis meses.
  • Arraigo social. Si ha permanecido en España al menos tres años, cuenta con un contrato de trabajo y acredite vínculos familiares con otros extranjeros residentes o presente un informe de inserción social.
  • Arraigo familiar. Si es hijo de padre o madre originariamente españoles o bien sean padre o madre de un menor de nacionalidad española.

Permiso de residencia por arraigo social

Es el más común de los tipos de arraigo, pues es el más solicitado de todos. Se encuentra regulado en el artículo 124.2 del Reglamento de Extranjería. En dicho precepto reglamentario se desarrollan los requisitos del arraigo social, los cuales explicaremos en el próximo punto.

¿Cuáles son los requisitos del arraigo social?

Para obtener un autorización de residencia por arraigo social deben cumplirse con todos y cada uno de los requisitos previstos en el referido artículo 124.2 del Reglamento de Extranjeria, que son:

  • Haber permanecido de forma continuada en España durante un período mínimo de 3 años.
  • Carecer de antecedentes penales.
  • Contar con un contrato de trabajo de una duración mínima de 1 año.
  • Tener vínculos familiares con otros extranjeros residentes en España o presentar un informe de arraigo que acredite su integración social.

Permisos de residencia por arraigo familiar

Es una autorización de residencia temporal por circunstancias excepcionales que se podrá conceder a ciudadanos extranjeros que se hallen en España y, o bien sean padre o madre de un menor de nacionalidad española, o sean hijos de padre o madre que hubieran sido originariamente españoles.

Está previsto en el artículo 124.3 del Reglamento de Extranjería y puede obtenerse en 2 supuestos diferentes:

  • Arraigo familiar para padres de hijos españoles.

El primer supuesto para la obtención de una autorización de residencia y trabajo por arraigo familiar consiste en ser “padre o madre de un menor de nacionalidad española, siempre que el progenitor solicitante tenga a cargo al menor y conviva con éste o esté al corriente de las obligaciones paternofiliales respecto al mismo” (Art. 124.3.a) Reglamento de Extranjería).

  • Arraigo familiar para hijos de españoles de origen.

El artículo 124.3.b) del Reglamento de Extranjería consagra el segundo supuesto para la obtención de una autorización de residencia y trabajo por arraigo familiar. Éste consiste en ser hijo de “padre o madre que hubieran sido originariamente españoles”.

¿Cuáles son los requisitos del permiso por arraigo familiar?

  • No ser ciudadano de un Estado de la Unión Europea, del Espacio Económico Europeo o de Suiza, o familiar de ciudadanos de estos países a los que les sea de aplicación el régimen de ciudadano de la Unión.
  • Carecer de antecedentes penales en España y en sus países anteriores de residencia por delitos existentes en el ordenamiento español.
  • No tener prohibida la entrada en España y no figurar como rechazable en el espacio territorial de países con los que España tenga firmado un convenio en tal sentido.
  • No encontrarse, en su caso, dentro del plazo de compromiso de no retorno a España que el extranjero haya asumido al retornar voluntariamente a su país de origen.
  • Ser padre o madre de menor de nacionalidad española, o hijo de padre o madre que hubiera sido originariamente español.

Asimismo hay una serie de casos concretos por lo que también se podría conceder el permiso como por razones de protección internacional, razones humanitarias o por sufrir una enfermedad grave cuya asistencia debiera ser en España.

¿Cómo conseguir el permiso de residencia permanente en España?

El permiso de residencia permanente, es una autorización de residencia de larga duración que autoriza a residir y trabajar en España indefinidamente en las mismas condiciones que los españoles.

¿Cuáles son los requisitos de la residencia permanente?

  • No ser ciudadano de un Estado de la Unión Europea, del Espacio Económico Europeo o de Suiza, o familiar de ciudadanos de estos países a los que les sea de aplicación el régimen de ciudadano de la Unión.
  • No encontrarse irregularmente en territorio español.
  • Carecer de antecedentes penales en España y en sus países anteriores de residencia por delitos existentes en el ordenamiento español.
  • No tener prohibida la entrada en España y no figurar como rechazable en el espacio territorial de países con los que España tenga firmado un convenio en tal sentido.
  • No encontrarse, en su caso, dentro del plazo de compromiso de no retorno a España que el extranjero haya asumido al retornar voluntariamente a su país de origen.
  • Hallarse en uno de estos supuestos:
    • Haber residido legalmente y de forma continuada en territorio español durante cinco años.La continuidad no se verá afectada por ausencias del territorio español de hasta seis meses continuados, siempre que la suma no supere diez meses dentro de los cinco años. Si es por motivos laborales no podrá superar el total de un año dentro de los cinco años requeridos.
    • Haber residido cinco años continuados como titular de Tarjeta Azul UE en la Unión Europea, siempre que los dos años inmediatamente anteriores a la fecha de solicitud dicha residencia se haya producido en territorio español.La continuidad no se verá afectada por ausencias de la Unión Europea de hasta doce meses continuados, siempre que la suma de éstas no supere el total de dieciocho meses dentro de los cinco años de residencia requeridos.
    • Ser residente beneficiario de una pensión de jubilación contributiva, incluida dentro de la acción protectora del sistema español de la Seguridad Social.
    • Ser residente beneficiario de una pensión de incapacidad permanente absoluta o de gran invalidez, en su modalidad contributiva, incluida dentro de la acción protectora del sistema español de la Seguridad Social o de prestaciones análogas a las anteriores obtenidas en España y consistentes en una renta vitalicia, no capitalizable, suficiente para su sostenimiento.
    • Ser residente y haber nacido en España y al llegar a la mayoría de edad haber residido en España de forma legal y continuada durante, al menos, los tres años consecutivos inmediatamente anteriores a la solicitud.
    • Haber sido español de origen y haber perdido la nacionalidad española.
    • Ser residente que al llegar a la mayoría de edad haya estado bajo la tutela de una entidad pública española durante los cinco años inmediatamente anteriores de forma consecutiva.
    • Ser apátrida, refugiado o beneficiario de protección subsidiaria, encontrarse en territorio español y haberle sido reconocido el respectivo estatuto en España.
    • Haber contribuido de forma notoria al progreso económico, científico o cultural de España, o a la proyección de España en el exterior. En estos supuestos, corresponderá al titular de Ministerio de Empleo y Seguridad Social la concesión de la autorización de residencia de larga duración, previo informe del titular del Ministerio del Interior.

¿Cómo conseguir la nacionalidad española?

Existen varias vías para obtener la nacionalidad española, a continuación se las detallamos.

Distintos modos para adquirir la nacionalidad española

  • Nacionalidad por residencia: el plazo de residencia en España varía dependiendo del país de origen o de las circunstancias familiares. La solicitud debe presentarse en la oficina del Registro Civil del domicilio acreditado.
  • Nacionalidad por opción: existen una serie de condiciones que permiten a los extranjeros adquirir la nacionalidad española. Por ejemplo, los hijos de padre o madre española (o sujetos a la patria potestad de una española), así como aquellas personas que son adoptadas por españoles después de haber cumplido la mayoría de edad. En caso de ser menor de edad, se necesita el acompañamiento del representante legal para tramitar la solicitud. Por otro lado, si el interesado ya se encuentra emancipado, la posibilidad tiene una fecha de caducidad (al cumplir los 20 años o dos años después de adquirir la mayoría de edad.
  • Nacionalidad por filiación: la adquisición de la nacionalidad por carta de naturaleza depende del carácter subjetivo del Gobierno en base a las circunstancias de cada caso. En este caso, es primordial contar con un buen asesoramiento jurídico porque el carácter arbitrario de esta concesión supone que una buena preparación de la solicitud tenga más opciones de ser aceptada.

Nacionalidad para españoles de origen

Son españoles de origen:

  • Los nacidos de padre o madre española.
  • Los nacidos en España cuando sean hijos de padres extranjeros si, al menos uno de los padres, ha nacido en España (se exceptúan los hijos de diplomáticos).
  • Los nacidos en España de padres extranjeros, si ambos carecen de nacionalidad (apátridas), o si la legislación de ninguno de ellos atribuye al hijo una nacionalidad. En este caso puede realizarse un expediente en el Registro Civil de su domicilio para declarar la nacionalidad española con valor de simple presunción.
  • Los niños nacidos en España de cuyos padres se desconoce la identidad. Se presumen nacidos en España los menores cuyo primer lugar de estancia conocido sea territorio español.
  • Son también españoles de origen los menores de 18 años que sean adoptados por un español. Si el adoptado es mayor de 18 años, podrá optar por la nacionalidad española de origen en el plazo de dos años a partir de la constitución de la adopción.

Nacionalidad por posesión de estado

Tendrá derecho a la nacionalidad española aquella persona que haya poseído y utilizado esta nacionalidad durante diez años, de forma continuada, de buena fe (sin que tenga conocimiento de la situación real, es decir, de que no es español en realidad), en base a un título inscrito en el Registro Civil. La nacionalidad española no se perderá aunque se anule el título inscrito en el Registro Civil. El interesado debe haber mantenido una actitud activa en dicha posesión y utilización de la nacionalidad española, esto significa que deberá haberse comportado teniéndose a sí mismo por español, tanto en el disfrute de sus derechos como en el cumplimiento de sus deberes en relación con órganos del Estado español.

Nacionalidad por opción

La opción es un beneficio que nuestra legislación ofrece a extranjeros que se encuentran en determinadas condiciones, para que adquieran la nacionalidad española. Tendrán derecho a adquirir la nacionalidad española por esta vía:

  • Aquellas personas que estén o hayan estado sujetos a la patria potestad de un español. Esta posibilidad caduca cuando el interesado cumple 20 años, salvo que por su ley personal el interesado no adquiera la mayoría de edad a los 18 años, en cuyo caso el plazo será de dos años desde que adquiera la mayoría de edad.
  • Aquellas personas cuyo padre o madre hubiera sido español y hubiera nacido en España.
  • Aquellas personas cuya determinación de la filiación (la determinación de la filiación significa establecer quiénes son los padres de una persona) o nacimiento en España se produzca después de los dieciocho años de edad. En este supuesto, el plazo para optar a la nacionalidad es de dos años desde que se determina la filiación o el nacimiento.
  • Aquellas personas cuya adopción por españoles se produzca después de los dieciocho años de edad. En este caso el derecho a optar existe hasta que transcurra el plazo de dos años a partir de la constitución de la adopción.

Nacionalidad por residencia

Esta forma de adquisición de la nacionalidad exige la residencia de la persona en España durante diez años de forma legal, continuada e inmediatamente anterior a la petición. Existen casos en los que el período de residencia exigido se reduce; estos son:

  • Cinco años: para la concesión de la nacionalidad española a aquellas personas que hayan obtenido la condición de refugiado.
  • Dos años: para los nacionales de países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial, Portugal o personas de origen sefardí.
  • Un año:
    • El que haya nacido en territorio español.
    • El que no ejerció debidamente su derecho a adquirir la nacionalidad española por opción.
    • El que haya estado sujeto legalmente a la tutela (bajo la vigilancia de un tutor), guarda o acogimiento (el acogimiento que permite la reducción de residencia legal a un año es aquél en que existe resolución de la entidad pública que tenga en cada territorio encomendada la protección de menores y los acogimientos que estén judicialmente reconocidos) de un ciudadano o institución españoles durante dos años consecutivos, incluso si continuare en esta situación en el momento de la solicitud.
    • El que, en el momento de la solicitud, lleve un año casado con un español o española y no esté separado legalmente o de hecho.
    • El viudo o viuda de española o español, si en el momento de la muerte del cónyuge no estaban separados, de hecho o judicialmente.
    • El nacido fuera de España de padre o madre, (nacidos también fuera de España), abuelo o abuela, siempre que todos ellos originariamente hubieran sido españoles.

Nacionalidad por carta de naturaleza

Esta forma de adquisición de la nacionalidad, tiene carácter graciable y no se sujeta a las normas generales de procedimiento administrativo. Será otorgada o no discrecionalmente por el Gobierno mediante Real Decreto, tras valorar la concurrencia de circunstancias excepcionales.

El nuevo procedimiento de adquisición de la nacionalidad española por residencia

El nuevo procedimiento de adquisición de la nacionalidad española por residencia, se encuentra regulado en la ley 19/2015, de 13 de julio, de medidas de reforma administrativa en el ámbito de la Administración de Justicia y del Registro Civil, concretamente en la Disposición Final Séptima.

¿Qué ley regula la nacionalidad española por residencia?

La ley que consagra la posibilidad de obtener la nacionalidad española por residencia es el Código Civil.

Adicionalmente, el desarrollo de sus requisitos y el procedimiento para obtenerla lo encontramos en el Real Decreto 1004/2015, de 6 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento por el que se regula el procedimiento para la adquisición de la nacionalidad española por residencia (en adelante Reglamento de Nacionalidad Española por Residencia) y la Orden JUS/1625/2016, de 30 de septiembre, sobre la tramitación de los procedimientos de concesión de la nacionalidad española por residencia (en lo sucesivo Orden JUS/1625/2016).

¿Cuáles son los requisitos para obtener la nacionalidad española por residencia?

Los requisitos para obtener la nacionalidad española por residencia están previstos en el artículo 22 del Código Civil. De su lectura se desprenden 3, los cuales son:

  • Residencia legal, continuada e inmediatamente anterior a la solicitud.
  •  Buena conducta cívica.
  • Suficiente grado de integración en la sociedad española.

Aunque la regulación de dichos requisitos pareciera ser clara, el hecho es que han sido objeto de múltiples interpretaciones por parte de los Tribunales españoles que se encargan de resolver los conflictos en esta materia (básicamente la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo).

Reagrupación familiar

Es una autorización de residencia temporal que se podrá conceder a los familiares de los extranjeros residentes en España, en virtud del derecho a la reagrupación familiar.

Los extranjeros que cuentan con una autorización de residencia o de residencia y trabajo en Españatienen derecho a reagruparse con ciertos miembros de su familia. Esto implica la posibilidad que esos familiares puedan estar con el/la reagrupante en España con un estatus regular (legal).

¿Cuáles son los requisitos de la reagrupación familiar?

  • No ser ciudadano de un Estado de la Unión Europea, del Espacio Económico Europeo o de Suiza, o familiar de ciudadanos de estos países a los que les sea de aplicación el régimen de ciudadano de la Unión.
  • No encontrarse irregularmente en territorio español.
  • Carecer de antecedentes penales en España y en sus países anteriores de residencia por delitos existentes en el ordenamiento español.
  • No tener prohibida la entrada en España y no figurar como rechazable en el espacio territorial de países con los que España tenga firmado un convenio en tal sentido.
  • Tener asistencia sanitaria por estar cubierta por la Seguridad Social o contar con un seguro privado de enfermedad.
  • No padecer ninguna de las enfermedades que pueden tener repercusiones de salud pública graves de conformidad con lo dispuesto en el Reglamento Sanitario Internacional de 2005.
  • No encontrarse, en su caso, dentro del plazo de compromiso de no retorno a España que el extranjero haya asumido al acogerse a un programa de retorno voluntario.
  • Haber abonado la tasa por tramitación del procedimiento.
  • Tener medios económicos suficientes para atender las necesidades de la familia. Se podrán computar los ingresos aportados por el cónyuge o pareja u otro familiar en línea directa y primer grado, residente en España que conviva con el reagrupante. No serán computables los ingresos provenientes del sistema de asistencia social. Las cuantías mínimas son las siguientes:
    • Para unidades familiares que incluyan dos miembros (reagrupante y reagrupado) se exige una cantidad mensual del 150 % del IPREM, Por cada miembro adicional se deberá sumar, el 50% del IPREM, Disponer de vivienda adecuada.
  • El reagrupante deberá haber residido en España durante un año como mínimo y haber obtenido autorización para residir por, al menos, otro año. Para reagrupar a los ascendientes el reagrupante deberá ser titular de una autorización de larga duración o larga duración-UE.
  • El familiar reagrupado podrá ser:
    • Cónyuge o persona con la que el reagrupante mantenga una relación de afectividad análoga a la conyugal. En ningún caso podrá ser reagrupado más de un cónyuge o pareja. Son incompatibles las situaciones de matrimonio y de análoga relación de afectividad. En el supuesto de estar casado por segunda o posterior vez, se deberá acreditar la disolución y la situación del anterior cónyuge o pareja y sus familiares en cuanto a la vivienda común, la pensión al cónyuge o pareja y los hijos.Se considera relación análoga a la conyugal:
      • Cuando está inscrita en un registro público y no se haya cancelado la inscripción, o
      • Cuando por cualquier medio de prueba admitido en derecho, se pruebe la vigencia de una relación no registrada, constituida con carácter previo al inicio de la residencia del reagrupante en España.
    • Hijos del reagrupante y del cónyuge o pareja, incluidos los adoptados (siempre que la adopción produzca efectos en España), menores de dieciocho años o discapacitados que no sean objetivamente capaces de proveer a sus propias necesidades debido a su estado de salud. Si es hijo de uno de los cónyuges o miembros de la pareja, éste deberá ejercer en solitario la patria potestad o se le deber haber otorgado la custodia y estar efectivamente a su cargo
    • Representados legalmente por el reagrupante, menores de dieciocho años o que tengan una discapacidad y no sean objetivamente capaces de proveer a sus propias necesidades debido a su estado de salud.
    • Ascendiente en primer grado del reagrupante residente de larga duración o larga duración-UE, o de su cónyuge o pareja, cuando estén a su cargo, sean mayores de sesenta y cinco años y existan razones que justifiquen la necesidad de autorizar la residencia en España.Se considera que están a cargo cuando se acredite que durante el último año el reagrupante ha transferido fondos o soportado gastos de su ascendiente de al menos el 51% del producto interior bruto per cápita, en cómputo anual, del país de residencia de éste. Encontrará información sobre el Producto Interior Bruto  per cápita por país en el siguiente enlace: https://datos.bancomundial.org/indicator/NY.GDP.PCAP.CD?order.
    • Excepcionalmente, cuando concurran razones de carácter humanitario, podrá reagruparse al ascendiente menor de sesenta y cinco años. Se consideran razones humanitarias, entre otros casos, cuando el ascendiente conviviera con el reagrupante en el país de origen, o cuando sea incapaz y esté tutelado por el reagrupante o su cónyuge o pareja, o cuando no sea capaz de proveer a sus propias necesidades. También concurren razones humanitarias si se presentan conjuntamente las solicitudes de los ascendientes cónyuges y uno de ellos es mayor de sesenta y cinco años.

Residencia para menores de edad

Autorización de residencia de extranjero menor de edad no nacido en España

  • Es una autorización de residencia que se podrá conceder a los extranjeros menores de edad no nacidos en España hijos de extranjeros con residencia legal en España, así como a los menores sujetos legalmente a la tutela de un ciudadano o institución españoles o de un extranjero residente legal en España.

¿Cuáles son los requisitos para menores extranjeros?

  • No ser ciudadano de un Estado de la Unión Europea, del Espacio Económico Europeo o de Suiza, o familiar de ciudadanos de estos países a los que les sea de aplicación el régimen de ciudadano de la Unión.
  • Acreditar una permanencia continuada en España del menor durante un periodo mínimo de dos años.
  • Que sus padres o tutores acrediten empleo o recursos económicos suficientes para atender las necesidades de la familia, en estas cuantías:
    • En las unidades de dos miembros, contando con el padre o la madre, se exigirá el 150% del IPREM. Por cada miembro adicional a los dos citados (progenitor y menor) se incrementará el 50% más del IPREM.
  • Que sus padres o tutores acrediten disponer de vivienda adecuada.
  • En el supuesto de que el menor esté en edad de escolarización obligatoria, que se acredite que ha estado matriculado en un centro de enseñanza durante su permanencia en España.

Autorización de residencia del hijo de residente legal nacido en España

Es una autorización de residencia que adquieren los hijos nacidos en España de extranjero que se encuentre residiendo legalmente en España.

Los hijos nacidos en España de padre o madre reconocidos como refugiados o beneficiarios de protección subsidiaria pueden optar entre solicitar la extensión familiar del derecho de protección internacional o una autorización de residencia, en función del interés superior del menor.

¿Cuáles son los requisitos para menores nacidos en España?

  • No ser ciudadano comunitario, ni familiar de ciudadano de un Estado de la Unión Europea, del Espacio Económico Europeo o de Suiza al que le sea de aplicación el régimen de ciudadano de la Unión.
  • Que el hijo haya nacido en España.
  • Que el progenitor (cualquiera de ellos) sea residente legal.

Matrimonios entre extranjeros y españoles

Requisitos y trámites para el matrimonio entre un español y un extranjero

Cuando una persona española quiere contraer matrimonio con una persona de otro país, ésta podrá hacerlo sin que se tenga en cuenta la situación legal del extranjero en nuestro país, lo que significa que se puede aún estando en situación irregular.

¿Qué hay que tener en cuenta?

Lo más importante en este tipo de casos es el hecho de tener que tramitar un expediente antes de realizar el enlace. Se trata de un trámite de carácter obligatorio que tendrá que formularse en el registro civil correspondiente y que básicamente sirve para comprobar la veracidad del encuentro, eso es, que las dos partes actúen de forma voluntaria y sin ningún tipo de conveniencia aparente.

Si el juez determina que no hay ningún problema para que la boda se lleve a cabo, entonces se procederá a la misma y se podrán casar según indica la normativa civil española. A estos efectos, el matrimonio resultante será oficial en nuestro país y la persona extranjera pasará a tener los beneficios pertinentes al convertirse en ciudadano español.

¿Qué documentación se deberá presentar?

Para demostrar la voluntad de contraer matrimonio, tanto una parte como la otra deberán presentar unos documentos concretos.

  • Qué debe presentar la persona extranjera: certificado de nacimiento, certificado de soltería o divorciado, certificado que acredite que se puede contraer matrimonio, certificado sobre la necesidad de publicación de edictos, la inscripción consular, pasaporte en vigor y certificado de empadronamiento.
  • Qué debe presentar el ciudadano español: certificado de nacimiento, empadronamiento , DNI o pasaporte, fe de vida y certificado de divorciado si fuera el caso.

Si estos documentos son de origen extranjero, será necesario que previamente hayan pasado un proceso de legalización (esto puede hacerse de varias maneras, y para muchos de los países basta con la apostilla de la Haya). Si además resulta que están en un idioma diferente al español o a los distintos idiomas oficiales que se hablan en nuestro país, pues de se tendrá que llevar una traducción jurada.

Una vez recopilados todos los documentos, la pareja en cuestión deberá dirigirse al Registro Civil y presentar el expediente correspondiente. El siguiente paso será tener una audiencia reservada, en donde se harán preguntas para valorar la veracidad del acto. Es importante recordar que se necesitaran algunos testigos para poder dar más veracidad, y que les harán unas cuantas preguntas para evaluar la coherencia.

Una vez pasados todos estos pasos previos, se procederá a obtener el permiso para contraer matrimonio. No hace falta que la boda se haga en el mismo sitio en donde se ha presentado el expediente: podrá hacerse en cualquier municipio.

Una vez casados oficialmente, se dará un libro de familia y un certificado de matrimonio. Será a partir de ese momento en que la persona extranjera se convierta en española y por tanto tendrá derecho a residencia en régimen comunitario. Para ello, se deberá ir a la Oficina de Extranjeros y presentar la documentación necesaria para ello (pasaporte, fotos, certificado de matrimonio, etc.)

Visado de Estudios y Prórroga

Este visado lo habilitará a permanecer en España para cursar cualquier tipo de estudios, trabajos de investigación, formación e intercambio de alumnos. También puede otorgarse para la realización de prácticas no laborales o servicios de voluntariado.

Convalidación permiso de conducir

Si es una persona extranjera que reside en España y en su día obtuvo y aprobó su carnet de conducir en su país de origen, existe la posibilidad de convalidar el permiso acudiendo a la Jefatura de Tráfico que le corresponda y si cumple unos requisitos como: tener residencia en España, tener la edad establecida en la normativa de este país, es decir los 18 años, y que el permiso no lo haya obtenido siendo residente español.

Deberá presentar una serie de documentos como el de identidad, el impreso oficial de la Jefatura de Tráfico, autorización de residencia o pasaporte, una fotografía, además de pagar una tasa cercana a los 30 euros.

Dependiendo de su país de origen hay algunos en los que no será necesario hacer gestiones porque cuentan con convenios específicos con España.

Homologación de estudios extranjeros

Si tiene un título referente a los estudios que ha realizado en su país o en cualquier país extranjero y lo que quiere es que tenga validez en España, ya sea porque es español o porque va a residir aquí, debe llevar a cabo una serie de gestiones.

Es importante que su título tenga validez para que sea reconocido y para que pueda aspirar a un trabajo correspondiente a su nivel de estudios, para ello hay que homologarlo.

Si el título lo ha obtenido en una universidad o centro extranjero esta solicitud debe realizarse en la Administración del Estado o de la Comunidad que corresponda, donde estudió, y debe tener equivalencia con algún título oficial de las universidades españolas.

Lo que se consigue con la homologación es que dicho título extranjero tenga la misma validez en ese país que en el territorio nacional de acuerdo con la normativa vigente. En cuanto a la convalidación se refiere a los efectos que correspondan a la superación de los estudios parciales por los que se conceda en el sistema educativo español.

Entre los documentos que necesitará presentar para realizar este trámite se encuentran un documento de identidad, los ciudadanos comunitarios el permiso de residencia, el título original de los estudios, las fotocopias compulsadas que sean necesarias o el currículum académico, entre otros.

En lo referente a los títulos no universitarios que se hayan obtenido en un país extranjero también pueden convalidarse para que sean válidos en España, siempre y cuando se presenten los documentos que se requieran.

Abogados especialistas en inmigración y extranjería en España